Valuación de plantaciones forestales

Durante el ejercicio económico de una empresa forestal los ingresos contables pueden provenir de  tres orígenes:

  1. Venta de madera (ya sea de raleos comerciales o la cosecha final)
  2. El crecimiento de las plantaciones forestales (se acumulan para su posterior venta)
  3. Otros ingresos provenientes de alquileres para la ganadería, producción de miel,   cosecha de hongos, servicios eco-sistémicos, etc.)

Tanto el primero como el último caso, se realizan a través de un intercambio monetario que queda  registrado en las finanzas de la empresa. En cambio cuantificar la valorización que tuvo la  forestación durante el transcurso del ejercicio económico (segundo caso) suele ser una tarea un  poco más complicada. El objetivo de este trabajo es proponer pautas para la valuación de las  plantaciones de manera similar con el fin realizar comparaciones entre las gestiones económicas.

Tenemos que dividir en tres etapas la evolución de las forestaciones:

  1. Etapa de plantación: Comienza con la elección y preparación del suelo hasta el   momento en que se puede hacer la primera poda.
  2. Etapa de crecimiento: Desde la realización de la primera poda hasta el inicio de la etapa   de realización.
  3. Etapa de realización: Comienza con la posibilidad cierta de comercializarse la plantación   debido al tamaño de los árboles, independientemente de si es o no un buen negocio   hacerlo.

Continuar leyendo +

Share This