Gestión de empresas forestales

El negocio forestal como cualquier emprendimiento agropecuario, está sujeto a las siguientes  condiciones:

  •  Dependencia del clima,
  •  No se maneja el precio de venta,
  •  La posibilidad de aparición de enfermedades y plagas,

A lo que hay que agregar:

  •  El tiempo de espera para cosechar la madera,
  •  La posibilidad de pérdidas por incendios forestales,
  •  El posible cambio de hábitos de los consumidores,
  •  El cambio de generaciones en los propietarios.

Todas estas, aparentes desventajas deben ser compensadas por la posibilidad de ganar dinero y  aumentar el patrimonio de la empresa. Generalmente la actividad que compite por el recurso  suelo es la Ganadería, de bajos resultados económicos, lo que motiva emprender en el negocio  forestal, siempre que:

Se cuente con la posibilidad de inmovilizar el capital financiero durante varios años,

No se pierda escala con el desplazamiento de la ganadería (la alternativa es un sistema   silvopastoril),

Existan conocimientos o experiencias que den seguridad al proyecto.

Muchas veces comenzamos un proyecto forestal impulsados por las ganas de producir o cumplir  un sueño o imitar a otros productores, sin tener en cuenta aspectos esenciales. No está mal.  Siempre hay tiempo para ordenar y generar los estudios necesarios para re-direccionar acciones.

Lo primero que hay que hacer es algo sencillo: Escribir el Plan de Negocios. Tiene que ser simple,  no colocar cosas superfluas, únicamente lo importante. Debe contener el objetivo, las metas (es  poner cantidades a los objetivos, hectáreas, toneladas, etc.), los recursos necesarios (suelo,  dinero, jornales), los beneficios a obtener, cómo se piensa comercializar, dónde, etc. Es decir todo  lo que ayude a realizar el Planeamiento del Proyecto desde el punto de vista operativo.

Continuar leyendo +

Share This